lunes, 25 de enero de 2010

La Evolución Humana

LA EVOLUCIÓN HUMANA

El Australopithecus (3.500.000 años):

Era un Homínido situado entre los grandes primates y el ser humano. Ya era  bípedo y empleaba útiles (palos, piedras) para ayudarse en sus tareas, pero no los fabricaba de forma consciente.


La posición erguida permite mantener en el cuerpo una temperatura más fresca, ya que hay menos superficie expuesta para absorber el calor solar.



El Homo habilis(2.300.000 años):

Fue el primero que fabricaba de forma consciente útiles y que, por tanto, se considera el primer humano. 

La denominación Homo habilis (hombre hábil) se debe a su capacidad de confeccionar herramientas.

Se desplazaban en grupos y subsistían como recolectores y carroñeros. Con piedras, cuyos bordes quedaban afilados al golpearlas, podían desenterrar raíces y tubérculos, despedazar animales que encontraban muertos, cortar la carne y romper los huesos para sacar la médula, rica en fósforo.

El uso de herramientas coincidió con el aumento del cerebro, estimulado por el consumo de fósforo y también por el hecho de realizar actividades grupales. Compartir la comida y vivir en común facilita la transmisión de información y es la base del lenguaje.


El Homo habilis no tenía un lenguaje articulado pero debió comunicarse de forma diferente al gruñido de los animales.



El Homo erectus (1.900.000 años):

Tenía ya un cerebro más desarrollado y caminaba más erguido. Dotado de un cerebro mayor al que se ha denominado Homo erectus (hombre erguido), nombre inadecuado ya que no fue el primer bípedo.

Elaboraron herramientas más complejas y aprendieron a usar el fuego, lo que les permitió ser cazadores, así como explorar hábitats más fríos.

El Homo erectus fue la primera especie cuyos miembros emigraron de África para extenderse por Europa y Asia.


Con el dominio del fuego, hace unos 750.000 años, se convirtió también en la primera especie en tener a su disposición una fuente de energía extrasomática, es decir, una fuente de energía producida utilizando recursos externos al propio cuerpo.



Homo neanderthalensis (o Homo sapiens) (150000 años):

Desapareció por la superioridad del Homo sapiens sapiens. 

Surgió en África, a partir de los Homo erectus más avanzados que allí vivían. El tamaño de su cerebro y sus características físicas no diferían mucho de las nuestras.

Algunos grupos dejaron África y se extendieron por Europa y Asia. A ellos se les conoce como “hombres de Neanderthal”. Vivieron en plena época glacial, en un paisaje de tundra, y se adaptaron a un clima muy frío. Eran macizos y fuertes y se convirtieron en eficientes cazadores de grandes animales:

  • El mamut.


  • El rinoceronte.

  • El oso, entre otros. 

Hay restos que indican que enterraban a sus muertos.



Homo sapiens sapiens (120.000 años):

Convivió, con el Homo neanderthalensis, pero este, desapareció por la superioridad del Homo sapiens sapiens, que tiene el aspecto físico, volumen y complejidad cerebral del ser humano actual.

Mientras los Neanderthal vivían en Europa y Asia, en África oriental el Homo sapiens daba paso al ser humano moderno, el Homo sapiens sapiens. 

Un cambio físico tuvo una consecuencia fundamental: la laringe se desplazó hacia abajo, permitiendo articular un lenguaje con toda la variedad de sonidos que hoy tenemos. Así pudieron comunicar pensamientos y deducciones, ampliaron su capacidad mental, hicieron abstracciones y crearon símbolos, como el arte.

En África habitaron en la sabana, desplazándose en busca de frutas, raíces y tubérculos como complemento de la carne, pobre en grasas, de los animales que cazaban.


Hace unos 70.000 años, en una tercera ola migratoria, algunos grupos dejaron África y se extendieron por el planeta, debiendo enfrentar otros hábitats.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.