lunes, 25 de enero de 2010

El Proceso De Hominización

EL PROCESO DE HOMINIZACIÓN

Los cambios que convirtieron a los primates en seres humanos fueron lentos y complejos. Los fósiles encontrados nos permiten conocer esa evolución:


1.- El primer paso fue la adquisición de la posición vertical y la marcha bípeda, que les otorgaba mayor campo de visión y les liberaba las manos.



2.- El mantenimiento de la cabeza en equilibrio sobre la espalda facilitó el aumento de la capacidad craneal y, con ello, el desarrollo del cerebro.


3.- Las manos empezaron a ser usadas para manipular y fabricar útiles.



4.- El uso del fuego y de los útiles para ablandar y cortar los alimentos dio lugar a la disminución del tamaño de las mandíbulas y de los dientes y a la aparición del mentón y de la frente plana, lo que le dio al ser humano su aspecto actual.


Todos estos cambios contribuyeron a incrementar su inteligencia y a mejorar la capacidad de comunicarse (aparición del lenguaje).

Gracias a estos cambios, los seres humanos fueron capaces de conocer el medio, de crear los instrumentos y las técnicas para dominarlo, y, además, pudieron transmitir este conocimiento a las siguientes generaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.