jueves, 28 de enero de 2010

El Sol, El Efecto Invernadero y El Ozono

El Sol está produciendo continuamente enormes cantidades de energía, aunque solo una pequeña parte de ella llega hasta la Tierra.


Esta energía que viene del exterior es suficiente para que nuestro planeta disfrute de una temperatura media de 15 °C. A ella se debe también la lluvia, la nieve, el viento o la extraordinaria capacidad destructora de un huracán. Sin la energía solar no vivirían las plantas, ni los animales que se alimentan de ellas.

EL EFECTO INVERNADERO

Mientras que la temperatura media de la superficie terrestre es de 15 °C, en Venus alcanza los 445 °C y en Marte es de -55 °C. De estos datos parece deducirse que la Tierra se encuentra a la distancia adecuada del Sol, mientras que Venus está demasiado cerca y Marte demasiado alejado.  Sin embargo, la realidad es más compleja. En efecto, la Tierra y la Luna se encuentran a la misma distancia del Sol, pero la temperatura media de la superficie lunar es de -18 °C.

Se llama temperatura teórica a la que tendría un cuerpo planetario de acuerdo con las radiaciones solares recibidas y en ausencia de atmósfera. La temperatura teórica de la Tierra es de -18 °C.

Las radiaciones solares atraviesan la atmósfera y calientan la superficie de los continentes y los océanos. Una vez calentada, la superficie de la Tierra irradia calor hacia el exterior. Si la atmósfera no redujese esta pérdida, la temperatura descendería por la noche hasta alcanzar muchos grados bajo cero.

El proceso es comparable a lo que ocurre en un invernadero: las radiaciones solares atraviesan el vidrio calentando el suelo, el aire del interior se calienta en contacto con el suelo, y el vidrio dificulta su salida al exterior. 


De modo similar, algunos componentes de la atmósfera, denominados gases de efecto invernadero, “atrapan el calor” emitido por la superficie terrestre y reducen las pérdidas de energía térmica. Es el proceso conocido como efecto invernadero natural.


El valor que alcanza el efecto invernadero natural es la diferencia entre la temperatura real y la teórica. En el caso de la Tierra, esa diferencia es de 33 °C.

EL OZONO ESTRATOSFÉRICO

El ozono es una molécula formada por tres átomos de oxígeno (O3) que se presenta de forma natural en la atmósfera. 


La atmósfera terrestre está conformada por varias capas. Es en la estratosfera, que se extiende entre 10 y 50 km sobre el nivel del mar, donde se ubica la capa de ozono.

Esta capa es una delgada envoltura que rodea a la Tierra. El ozono estratosférico cumple la importante función de detener el 99% de los rayos ultravioleta (UVB) provenientes del Sol. La radiación UVB produce cáncer a la piel, daño genético, deterioro del sistema inmunológico y ceguera en seres humanos y animales. Además, destruye el plancton en los océanos y afecta a toda la fauna marina.

En 1974, se descubrió que la emisión de ciertos gases estaba debilitando la capa de ozono. Los principales son los clorofluorocarbonos (CFC). 


Los científicos observaron un adelgazamiento de la capa sobre la Antártica, lo que empezó a ser conocido como “agujero en la capa de ozono”. Los principales elementos que destruyen la capa de ozono son el cloro y el bromo. Los gases que los contienen son los clorofluorocarbonos (CFC), utilizados en refrigeradores, aparatos de aire acondicionado y aerosoles, que se usan en hogares y en la industria. 

En septiembre de 1987, 24 naciones más la Unión Europea establecieron un acuerdo histórico para disminuir en un breve período de tiempo el uso de sustancias dañinas de la capa de ozono. Entre 1986 y 2004, los países que firmaron dicho pacto (Protocolo de Montreal) disminuyeron su producción de CFC de 900 mil a mil 500 toneladas.

Evolución  del Agujero de la Capa De Ozono

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.